De esto se trata

Escritura

En medio de mucha gente, estábamos tú y yo, buscándonos con la mirada. Después de mucho tiempo, nos volvíamos a ver. Se me aceleró la vida y quise pensar que a ti te pasó lo mismo. Nos seguimos mirando, reparándonos, detallando qué estaba y qué no.

Me mostraste una sonrisa tímida, que yo te devolví. Con silencio, nos estábamos agradeciendo por tanta dicha vivida, afirmándonos que nos hacía bien volver a vernos después de tanto, después de todo. Agradeciéndonos también, por compartirnos profundidad en silencio.

“Así que de esto se trata el olvido”, dijiste, y yo tuve ganas de responderte que no, que estar cómodos en silencio es todo, menos olvido.

Pero no te dije nada, en cambio me puse a recordar cuánto nos había salvado habernos conocido un día corriente.

“Todavía te quiero”, te dije después de un rato, y tú me dijiste que el “todavía” sobraba.

“Así que de esto se trata el olvido”, te dije. Y tú, que bien me conoces, me respondiste con un te quiero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s