De esto se trata

En medio de mucha gente, estábamos tú y yo, buscándonos con la mirada. Cuando nos encontramos, se me aceleró el corazón, y después los ojos y más tarde la boca. Quise pensar que a ti te pasó lo mismo cuando vi tus mejillas rojas. No sabíamos muy bien qué hacer y ante eso, nos seguimos mirando, reparándonos, detallando qué estaba y qué no.

Entonces, comenzamos a acercarnos y me mostraste una sonrisa tímida, sonrisa que yo te devolví. Con ese silencio y esas sonrisas, nos estábamos agradeciendo por tanta felicidad vivida, afirmándonos que nos hacía bien volver a vernos después de tanto, después de todo. Agradeciéndonos también, por entender que cuando se comparte silencio, se comparte profundidad.

Después de un rato, me tocaste la nariz como solías y yo te abracé también como solía hacerlo, pero con más fuerza mientras mis ojos se llenaron de agua. 

“Así que de esto se trata el olvido”, dijiste, y yo tuve ganas de responderte que no, que estar cómodos en silencio es todo, menos olvido.

Pero no te dije nada, excepto otra y otra sonrisa. Me dijiste que la distancia sabía a sal y te respondí que la sal tenía el poder de sanar.

Yo me puse a recordar tus canciones, tu paciencia, tus chistes flojos, tu amor a la libertad, tus ojos que comparaba con el sol, tus caricias firmes. Y tú, seguramente, recordaste mis bullicios, mis risas ensordecedoras, mi amor al viento y mis dientes grandes. Nos pusimos a recordar cuánto nos había salvado habernos conocido un día corriente.

“Todavía te quiero”, te dije después de un rato, y tú me dijiste que el “todavía” sobraba. Entonces recordé aquel primer “te quiero” que -espontáneamente- se me escapó del alma y sentí que se me escapaba otro igual pero con más peso; quizás porque estaba hecho de sal.

Sin embargo, me quedé en silencio, mientras me agarraste las manos con fuerza, y los dos, cómplices, recordamos que ése era nuestro gesto de lealtad.

“Así que de esto se trata el olvido”, te dije. Y tú, que bien me conoces, me respondiste con un te quiero. 

Anuncios

2 comentarios en “De esto se trata

  1. Perfecto! que bueno que has vuelto a publicar con máss frecuencia! lo extrañaba! Felicitaciones siempre por tener las palabras oportunas y perfectas para compartir nuestros días!

  2. Es mi blog preferido, cada vez que necesito calma entro y leo una y otra vez, como si al releerlos encontrara nuevas formas de entender cada palabra. Me encanta lo que escribes, ojalá nunca lo abandones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s