Cuando ahora, era hoy.

(No hace falta recordar mucho para saber que la magia la supimos inventar entre los dos).

Cuando dormía con vos, mis sueños conversaban con los tuyos.
Cuando dormía con vos, mi pecho encajaba con tus brazos.
Cuando dormía con vos, mis ojos volaban a otros mundos.
Cuando dormía con vos, las canciones sonaban solas.
Cuando dormía con vos, esa moneda no estaba en el aire.
Cuando dormía con vos, los relojes abandonaron el tic-tac.
Cuando dormía con vos, creía en las casualidades.
Cuando dormía con vos, le di la mano al destino y se la apreté.
Cuando dormía con vos, me mojaba.
Cuando dormía con vos, dentro de mis piernas pestañeaban.

Ahora que ya te soñé varias veces, te deshaces.
Ahora que mi pecho está en carne viva, tus brazos arden .
Ahora que mis ojos están vidriosos, los tuyos cambiaron de color.
Ahora que ya no estás, la música me acaricia.
Ahora que la moneda cayó, vos no la cogiste.
Ahora que el tiempo se fue, la esquina no dobló.
Ahora, ya no hay casualidades.
Ahora, el destino se desdibujó.

Ahora, ahora que ya cambiaste, cuando duermo con vos; no te reconozco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s