Diario de campo

2: 00 a.m., jueves

Lo bueno de los amores furtivos es que como no hay confianza todo puede ser verdad; lo malo es que pueden dejar de ser furtivos.

————————————————————————————————————————————————-

3:30 a.m., mismo jueves

Nos hemos equivocado.
Los recuerdos no pertenecen a nuestra mente.
Los recuerdos pertenecen a nuestro cuerpo.
Porque son las sensaciones, las dueñas de la memoria.

————————————————————————————————————————————————-

(2: 00 p.m. Miércoles. De esas conversaciones que escuchas sin querer en la calle y que recuerdas también sin querer; por inercia…)

-¿Mami, cuándo llega mi papá?
-Un día de estos, cuando no preguntes más.

-¿Y cómo le digo a mi mente que no pregunte más?

————————————————————————————————————————————————-

11: 00 a.m. Sábado

11 a.m.

El cielo está bonito hoy, azul. ¿Cuándo no?
Las nubes tan efímeras, tan móviles, tan estáticas…
Las montañas que cambian de color, por la lejanía de ellas o de mis ojos.
Y esa tranquilidad que se ve allá; en ese punto donde la ciudad empieza a parecerse una pintura y todo está tan quieto, tan en silencio, tan respirable.

El viento de allá no es igual que el de acá; el de allá no logra mover las hojas de los árboles pero permanece intacto. El de acá hace que la naturaleza se muestre viva pero nadie lo siente y está lleno de humo.
Y yo no soy más que un gallinazo, queriendo vivir el aire de allá pero sintiendo el de acá. No soy más que un gallinazo divisando la ciudad desde el poste de una luz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s