Las tres razones

Esto que voy a escribir no fue idea mía. Lo hice porque me lo sugirió alguien. Aunque no sobra decir que, a pesar de tener toda mi voluntad puesta, sabía que sería algo complicado de transmitir.

Estas líneas me las sugirió un exnovio. Por su voluntad, y porque lo publicaré no diré quién es. Esto fue, a grandes rasgos, lo que me dijo: algún día quisiera que escribieras por qué te enamoras y te des-enamoras. Tómalo como un favor.

La propuesta me pareció difícil, pero acepté.

Y bien, aquí te doy mi respuesta.

A diferencia de muchos, estar enamorada para mí no es estar ‘tragada’. Eso de la traga se lo dejo a las ganas casi incontrolables de ver a alguien, de darle besos, de pensar mucho en él o ella, a esos nervios –a veces patéticos- que me han hecho sonreír o quedarme muy seria para –en vano- disimularlos.

Estar enamorada, en cambio, para mí, ha sido y es volcar esos sentimientos viscerales a la razón: saber por qué se ama, saber por qué le estoy regalando mi tiempo, saber por qué estoy compartiendo lo que soy y lo que estoy siendo. Cuando esas respuestas se vuelven cómplices y son positivas, Juliana se enamoró.

Entonces, lo lógico aquí es responderte por qué amo, por qué decido regalar mi tiempo y por qué comparto con alguien mi ser.

Yo amo cuando alguien me enseña a darle un valor diferente a la vida. Y con vida me refiero a todo lo que ella encierra. Sé que es un amor sano cuando ese valor diferente se lo aprendo a dar a los sentimientos que me hacen bien. Y sé que amo con mucha fuerza cuando me enseñan a valorar la felicidad que  cotidianamente no apreciamos. Ésa que cuando se convierte en recuerdo, empezamos a valorar. Ésa que yo siento cuando me abrazan más fuerte o me hacen reír más de lo normal sólo porque sí. Y punto. No hay otra razón: así, a secas. Porque sí.

Yo amo a alguien cuando me hace mejor persona. Cuando sin querer, me obliga a sacar lo mejor de mí. Cuando me hace descubrir cosas mías que sin su presencia no habría sido posible. Cuando disfruta de mi esencia y yo de la suya con una naturalidad que cuando se juntan, crean felicidad. Yo amo a alguien también, cuando conozco su lado oscuro y sin embargo no choca con mis límites. Y también explora el mío y no se asusta, pero no se deja envolver. Cuando sabe qué me quiebra y qué me hace fuerte. Cuando sabe lo que es Juliana pero tiene más claro su propio significado. Sé que amo a alguien cuando me doy cuenta que hay días en que no lo quiero más pero tampoco menos. Cuando empiezo a notar que su presencia no es indispensable pero sí necesaria. Cuando entiendo que ésa persona tiene algo de mí y yo de ella pero somos diferentes. Yo amo a alguien cuando sé cuáles son las razones de mi cariño.

Regalar mi tiempo y compartir lo que soy y voy siendo, terminan por ser causa y efecto de ese amor. No encuentro otra manera de demostrar que eso que me da alguien, yo lo valoro. Entonces mi mejor regalo es darle lo único que tengo: a mí. La única manera de regalar(me) es compartiendo mi tiempo, abriendo un campito en mis días, haciendo que esa persona quepa en el mismo espacio mío.

Yo me enamoro cuando alguien cabe en mi vida. Sin mucho adorno, ésa es la explicación: alguien que no hace hueco ni llena un vacío. Sino que cabe. Y llena más.

Y ésa, a secas, también viene siendo la razón por la que me des-enamoro. Esa persona deja de caber. Algunos me han dejado un vacío tan hondo que cualquiera se podría caer en él. Incluso esa misma persona.  Y cuando intenta caber de nuevo, ya no cabe: no llena su propio hueco pero tampoco encaja.

Para que esa persona vuelva a caber hay que hacer fuerza y entonces, queda apretado. Para que vuelva a caber hay que soltar y entonces, queda flojo. Para que vuelva a caber, ya tiene que encajar con alguien más. Quizás por eso, casi siempre me es imposible enamorarme otra vez después de des-enamorarme.

El amor tiene que hacerte mejor. El amor tiene que hacerte bien. El amor tiene que quererte. El amor tiene que saber por qué sigue ahí y por qué seguirá. Ese amor que no conoce razones, a mí no me enamora.

El amor tiene que encajar como una pieza: sin hacer fuerza porque se rompe y sin que quede floja porque se suelta.

Anuncios

50 comentarios en “Las tres razones

  1. Nena hay que escribir un libro…………..muchos!

  2. Me encantó tu artículo…Buenísimo

  3. Sifinitivamente JAMAS dejes escribir!!! Julieta, no sabes el alma de cuantos puedes estar alimentando con tus palabras….

  4. Muy bien, quedé sorprendido gratamente, felicitaciones.

  5. Me hizo pensar en mis razones, y cuestionarme lo que siento… Tal vez estoy tratando de llenar vacíos que yo misma me he creado. Amé esto que acabo de leer. Gracias por ayudarme a entender algo que a veces es tan abstracto

  6. Buenisimo! Obligado a leer el resto de entradas del bolg!
    Saludos!

  7. Excelente escrito, me llegó en el mejor momento, cómo cuando uno necesita una señal!!!!
    Gracias por siempre escribir 😉

  8. Me identifique mucho, es bueno cuando alguien pone en palabras lo que uno siente, a demás que el vacío me lo han dejado varias veces y luego quieren volver.
    Me encanto tu publicación mil gracias!!

  9. ESPECTACULAR! Te felicitó! Que escrito tan refrescante…

  10. Oye, caray. ¡ Qué forma de explicar y de responder !

    ¡¡¡ Qué contundencia y sabrosura de aclaración !!!

    Estaré pendiente de otra respuesta tuya a lo que sea.

    Mientras tanto te envío mi HOJA DE VIDA, con una condición: sí soy elegido te prohíbo des-enamorarte de mí.

    Felicitaciones. ¡¡¡ Eres genial !!!

  11. Juliana, vos me vas a matar. Lo volví a leer. Tenemos que escribir muchos libros and I’ll be your PR!!!

  12. Así como cuando te sientes identificado con algo en un 100%.
    : )

  13. Muy bonito!!! te hace reflexionar! Gracias.

  14. Buenísimo. con este articulo todas nos llamamos Juliana

  15. Excelentes textos. Gracias por compartirlos.

  16. Me encanta saber que aún hay niñas que piensan en lo que estas diciendo. Te felicito, excelente escrito. Me hiciste recordar que no estoy sólo porque quiero sino porque no hay hay que quepa todavía! Un abrazo

  17. Muy bonito, pero no estoy de acuero con todo. Las personas dejan de caber por lo que son en ese momento, pero las personas devienen, cambian, y el hueco que dejaron, es un vacío que te forma como persona. Y luego, esas mismas personas, a veces, deviniendo como otras nuevas en el futuro, llegan a abrir un nuevo espacio, un nuevo campo, y no reciclan el tiempo pasado, crean un tiempo nuevo. Llenar un hueco equivale a vivir en la gloria pasada.

  18. Q buen escrito !!! Felicitaciones, nos sirve a todas en todas las edades… Nos deja mucho q aprender y poner en práctica !!

  19. “Para que esa persona vuelva a caber hay que hacer fuerza y entonces, queda apretado. Para que vuelva a caber hay que soltar y entonces, queda flojo. Para que vuelva a caber, ya tiene que encajar con alguien más”. Qué grato accidente haber encontrado esta entrada de blog. Felicitaciones.

  20. Juli me encantó. un abrazo!!!!
    María José Jllo

  21. me encantó!!!! escribís muy muy bonito. Me encanta mirar en facebook personas que sé que no te conocen y están compartiendo tus escritos! Felicitaciones y vas a llegar muy lejos!

  22. La letra menuda, esa que viene empacada al vacio pero que toca el fondo más sutil de las fibras… Sos grande y de eso no tengo la menor duda. Más que un honor leerte.

    Un abrazo che!!

  23. Que articulo tan hermoso, las palabras usadas en cada frase caben perfectamente para formar y explicar lo que querias expresar.. Un saludo desde Canada y espero que sigas escribiendo cosas aun mas bellas con significados tan profundos 🙂

  24. Muy bueno y muy cierto. Seguiré tu blog

  25. Julilon lo mejor! Te felicitio, llore

  26. Yo no se como llegue a esta página por primera vez, y de todas maneras me encuentro volviendo a ella de vez en cuando a releer esto, no me canso. Es increíble tu habilidad para poner en palabras lo que todos hemos sentido en algún momento. Gracias.
    Me encanta!

  27. Quedo pendiente de leer el resto… Pero hice la tarea de leer el más comentado 🙂

  28. “Yo amo a alguien cuando me hace mejor persona. Cuando sin querer, me obliga a sacar lo mejor de mí. Cuando me hace descubrir cosas mías que sin su presencia no habría sido posible. Cuando disfruta de mi esencia y yo de la suya con una naturalidad que cuando se juntan, crean felicidad. Yo amo a alguien también, cuando conozco su lado oscuro y sin embargo no choca con mis límites. Y también explora el mío y no se asusta, pero no se deja envolver. Cuando sabe qué me quiebra y qué me hace fuerte. Cuando sabe lo que es Juliana pero tiene más claro su propio significado. Sé que amo a alguien cuando me doy cuenta que hay días en que no lo quiero más pero tampoco menos. Cuando empiezo a notar que su presencia no es indispensable pero sí necesaria. Cuando entiendo que ésa persona tiene algo de mí y yo de ella pero somos diferentes. Yo amo a alguien cuando sé cuáles son las razones de mi cariño”.
    “El amor tiene que hacerte mejor. El amor tiene que hacerte bien. El amor tiene que quererte. El amor tiene que saber por qué sigue ahí y por qué seguirá. Ese amor que no conoce razones, a mí no me enamora”. Leer esto y simplemente pensar en él y que ya no esta!!!:(

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s